Teléfono
Google+ Email Ubicación

Préstale atención a tu lengua, también puede enfermarse

Enfermedades de la lengua

La lengua es un órgano al que no solemos prestarle mucha atención, sin embargo puede enfermarse como cualquier otro. Asimismo, no sólo sirve para hablar y comunicarnos, sino también para comer y diferenciar sabores.

Debido a la suma importancia de la lengua en nuestro día a día, recomendamos que si sientes dolor, inflamación u observas cambios de color, de textura, movimientos anormales, dificultad para moverla o trastornos del gusto no esperes para acudir a un profesional.

Enfermedades de la lengua

A continuación te mostramos las enfermedades de la lengua más conocidas, desde las molestas (pero no preocupantes) llagas hasta los temidos cánceres de lengua.

Aftas: son úlceras dolorosas que aparecen en la boca o lengua, pero que no son contagiosas. Se suelen recomendar geles a base de esteroides para curarlas rápidamente.

Candidiasis bucal: se trata de una infección bucal provocada por un hongo y se manifiesta con manchas blancas. No se pueden limpiar y producen sequedad en la boca. Afecta a personas con sistema inmunológico débil, así como a niños y ancianos.

Lengua geográfica: es una inflamación que hace que la lengua parezca un mapa. Lo genera la pérdida de papilas gustativas y aunque su causa específica se desconoce, muchos creen que está relacionada con deficiencias de vitamina B. El consumo de alcohol y alimentos calientes o picantes también está vinculado.

Síndrome de la lengua ardiente: es una de las enfermedades de la lengua menos comunes y provoca la sensación de que la lengua se ha quemado. Los que la sufren perciben los sabores de forma diferente.

Lengua peluda: se produce cuando las bacterias que habitan en la lengua hacen que se ponga de color oscuro y tenga una apariencia peluda. Es benigna y puede deberse a una higiene bucal mala, al uso prolongado de antibióticos, a fumar o a beber café o té en exceso. Se puede solventar rápidamente con un tratamiento de antibióticos.

Macroglosia: es el trastorno caracterizado por el agrandamiento del tamaño de la lengua, debido al crecimiento anormal de los tejidos (pero sin tratarse de un tumor). Puede tener distintas causas, de ahí que sea necesario consultarlo con el médico.

Leucoplasia: tiene lugar tras una irritación prolongada que forma parches blancos que no pueden rasparse. Puede ser benigna o convertirse en un cáncer.

Cáncer oral: al igual que en otras partes del cuerpo, se produce cuando aparecen células anormales que se multiplican. Los síntomas son la aparición de un bulto o de una úlcera que va aumentando progresivamente de tamaño. Es más común en las personas que fuman y/o beben alcohol en exceso.

Seguro que a partir de ahora no te olvidas de cepillar tu lengua a diario. Revísala frecuentemente para comprobar que todo está en orden.

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica. Nuestro personal estará encantado de atenderte.

 

Fuente: Portal Odontólogos

Imagen: Ecoosfera

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate a nuestro boletín
* = campo obligatorio

powered by MailChimp!