Teléfono
Google+ Email Ubicación

Una mala mordida afecta directamente al equilibrio y la postura

mala-mordida
La oclusión dental es el contacto que se produce entre los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. Según esto, investigadores de la Universidad de Barcelona y de la Universidad de Innsbruck han llegado a la conclusión de que una mala mordida influye negativamente en el equilibrio y las malas posturas.

Sonia Juliá Sánchez, autora principal de los trabajos asegura que “cuando hay una mala oclusión, se clasifica con criterios científicos. Por ello, lo relevante del estudio es la relación con diferentes alteraciones motoras y fisiológicas”. En las conclusiones de la investigación se ha constatado que la corrección de estos problemas conlleva una mejora del control postural, favoreciendo el equilibrio estático y dinámico.

La ortodoncia es la solución para una mala mordida

En el caso de los deportistas, una mala mordida puede ser decisiva en el rendimiento de su actividad física, además de provocar lesiones como torceduras, fracturas y distensiones debido a desequilibrios inesperados a medida que la fatiga muscular es mayor y la capacidad de respuesta disminuye. Por tanto, lo idóneo sería que la población tomara conciencia y valoraran la posibilidad de corregir una incorrecta oclusión dental.

Mantener una buena postura es el resultado de un sistema complejo que incluye muchos componentes sensores y motores, provenientes de la información visual, vestibular y somatosensorial. Por ello, la relación entre el nervio trigémino y el núcleo vestibular es fundamental parar la acción de masticar y el control del equilibrio. Esto explicaría que las oclusiones deficientes perjudiquen al control del cuerpo.

En el primer estudio que se llevó a cabo en esta investigación se analizó el tipo de oclusión y si había un tratamiento de ortodoncia previo. Los resultados dieron como conclusión que unos dientes mal alineados estaban totalmente relacionados con la disminución en la calidad del equilibrio.

En el segundo trabajo se valoró la oclusión, la postura y la fatiga física para establecer una relación entre estos factores. El análisis mostró una fuerte vinculación entre todos los elementos, estableciendo que las maloclusiones influían mucho más en el control de la postura en condiciones de cansancio que en reposo.

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica. Nuestro personal estará encantado de atenderte.

 

 

Fuente: Portal odontólogos

Imagen: Ortodoncia en México

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate a nuestro boletín
* = campo obligatorio

powered by MailChimp!