Teléfono
Google+ Email Ubicación

Esto es lo que le pasa a tu boca si te muerdes las uñas

Morderse las uñas

Si te muerdes las uñas y no puedes parar, piénsalo dos veces antes de volver a hacerlo. ¿Por qué? Pues porque todas las bacterias que albergan las uñas irán directamente a tu boca y de ahí a tu organismo.

La onicofagia (o mal hábito de morderse las uñas) daña a diferentes partes del cuerpo como la boca o el intestino. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las uñas no son tóxicas por sí mismas, sino que lo que es nocivo para la salud son los gérmenes que se encuentran en ellas.

Mención aparte merecen las múltiples infecciones que puede acarrear esta costumbre y todo ello por no hablar del antiestético apiñamiento de las piezas dentales, que es una de las consecuencia más frecuentes de morderse las uñas. En caso de que tus dientes se hayan visto afectados de dicha manera, la mejor solución es colocar un aparato de ortodoncia para que vuelvan a su posición correcta.

Estos problemas bucodentales son un reflejo de la posición forzada que tiene que tomar la mandíbula cuando se muerden las uñas y que genera, además, dolores al masticar y ruidos desagradables para las personas que están alrededor.

El desgaste de los dientes es otro resultado directo de morderse las uñas, sobre todo en los incisivos inferiores y superiores. El esmalte se va desgastando y provoca el recorte de las piezas dentales.

Otra de las afecciones que acarrea la onicofagia es la lesión en encías. Cuando te muerdes las uñas puedes dejar trozos de las mismas en las encías y ocasionar infecciones como gingivitis, sangrado o mal aliente.

Una vez expuestas algunas de las consecuencias de morderse las uñas, hay que poner de manifiesto que este trastorno se puede superar con el trabajo conjunto de odontólogo y psicólogo. Es aconsejable que en momentos de estrés se utilicen sustitutos, como comer chicles o tener las manos ocupadas. Otro de los remedios a tener en cuenta es cuidar siempre las manos. Además, hay productos que se aplican para darle un sabor amargo a las uñas y acabar así con esa mala costumbre.

Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica. Nuestro personal estará encantado de atenderte.

 

Fuente: El País

Imagen: Farmacia amiga

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate a nuestro boletín
* = campo obligatorio

powered by MailChimp!