Teléfono
Google+ Email Ubicación

Así es el primer cepillo de dientes de la historia

primer cepillo de dientesNavegando por la red nos hemos encontrado con una imagen que nos ha llamado poderosamente la atención. Se trata de la que encabeza esta noticia y que muchos os preguntaréis de qué se trata exactamente. Pues bien, es el primer cepillo de dientes de la historia. Así es, tal y como lo leéis.

Según las investigaciones realizadas al respecto, el primer cepillo de dientes del que se tiene constancia, que ya tuviese cerdas, tiene su origen en China y data del año 1498. Las cerdas eran extraídas de forma manual del cuello de los cerdos que vivían en los climas más fríos de Serbia y China. Se hacía de esta manera porque el frío provocaba que las cerdas de estos animales crecieran con mayor consistencia, mejorando así la limpieza bucal de aquella época con este primer cepillo de dientes.

Una vez extraídas las cerdas se procedía a coserlas a unos mangos de bambú o de hueso. Los mercaderes que visitaban las lejanas tierras de Oriente fueron los encargados de introducir el primer cepillo de dientes en suelo europeo. Sin embargo, la población del viejo continente no recibió con entusiasmo el invento, puesto que la mayoría consideraba que las cerdas eran demasiado irritantes.

Por su parte, el cepillo de dientes actual fue inventado en el siglo XVII y se debe señalar que desde entonces no ha sufrido muchos cambios. Sus primeros usos se dieron en la corte francesa, donde se utilizaba uno fabricado con crines de caballo y otros animales. Los resultados del mismo eran bastante buenos, de ahí la gran acogida por parte de los nobles galos.

Una de las innovaciones más importantes dentro de los cepillos dentales se produjo en 1938 de la mano del doctor West. A su cepillo se le denominó “cepillo milagro” y estaba formado por púas de seda que ayudaban a la perfecta higiene bucal sin ocasionar molestias u alteraciones.

Desde entonces se han ido introduciendo modificaciones que han desembocado en los cepillos dentales que conocemos a día de hoy y que llenan nuestros cuartos de baño y bolsos (en muchos casos). Existen de todos los colores, de todos los tamaños y con cerdas de diferentes grosores. ¿Cómo es el tuyo? ¿Se parece al que vemos en la imagen?

Para cualquier duda o información, pueden ponerse en contacto con nuestra clínica. Estaremos encantados de atenderle.

 

Imagen: Canal Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate a nuestro boletín
* = campo obligatorio

powered by MailChimp!