Ortodoncia:

Otro problema que afecta a la salud bucodental es la malposición de los dientes.

No es solo un problema estético, sino algo funcional, ya que al estar modificado el equilibrio dentofacial, tanto la función masticatoria, como la armonía facial, sí se ven alteradas.

Esto se puede tratar tanto en niños como en adultos, con diferentes técnicas, que consiguiendo el movimiento dental nos permitan recuperar la funcionalidad, haciendo que la imagen facial resulte más armoniosa y atrativa.

Odontopediatría:

La odontopediatría es el tratamiento de la dentición temporal en edad infantil. La prevención es la opción ideal, ya que se trata de tomar las medidas necesarias para evitar anticipadamente un problema bucodental.

El primer tratamiento consiste en la aplicación de geles de flúor para fortalecer su esmalte y en el sellado de las fisuras que pudiera tener infiltradas por caries, o bien su obturación si fuera necesario para evitar la pérdida prematura de dichas piezas temporales.

Así mismo, detectamos de forma prematura anomalías en la posición de los dientes o maxilares, para un posible tratamiento de ortodoncia posterior.