Las piezas dentales deben reponerse cuanto antes para evitar tanto problemas mecánicos como estéticos, así como una posible repercusión en la estabilidad y funcionalidad de la articulación temporo mandibular.

Esto lo podemos realizar mediante próteis fija, con coronas o puentes tanto de metal-cerámica, como cerámicos sin metal con estructura de circonio, de gran estética y durabilidad.

Así mismo mediante prótesis removible parcial o total, acrílica o esquelética, podemos reponer la falta total o parcial de piezas dentarias en los casos que así se aconsejen.