Teléfono
Google+ Email Ubicación

¿Influye la salud dental en nuestro rendimiento deportivo?

Rendimiento deportivo

El cuerpo humano es un conjunto en el cual todo está relacionado entre sí. Esto quiere decir que los problemas bucodentales pueden afectar a otras partes del cuerpo; de manera que no es tan descabellado pensar que influye de forma directa en el rendimiento de los deportistas. Una prueba fehaciente de ello es que, cada vez más, los entrenadores de cualquier disciplina incluyen las revisiones dentales entre sus métodos de prevención.

Los deportistas deben tener muy en cuenta su salud dental si quieren alcanzar su mayor rendimiento deportivo. Por ejemplo, muchos jugadores de fútbol profesional han visto mermadas sus posibilidades por problemas bucodentales. Tal fue el caso del portero del F.C. Barcelona Ter Stegen, que se vio obligado a dejar de competir unas semanas por una intervención dental. No ha sido el único.

Hay que ser conscientes que la higiene dental es vital para lograr mejores resultados deportivos. Pero, ¿hasta qué punto puede influir la salud dental en el rendimiento deportivo?

Los runners, la mordida y la digestión

El running es un deporte que actualmente está muy de moda. Sin embargo, muchos de los que lo practican se quejan de dolores estomacales. Este tipo de molestias se deben en buena parte de las ocasiones a una mordida incorrecta o maloclusión. Por otro lado, el desgaste dental que provoca el bruxismo (rechinar de dientes mediante presión de las encías) es otra de las causas de una mala alineación dental o mandibular. Las maloclusiones provocan que la digestión de los alimentos sea más difícil, sin duda un factor a tener en cuenta en las competiciones de running.

La erosión dental en los triatletas

En el caso de los triatletas, por ejemplo, son muy propensos a sufrir afecciones dentales. Los atletas salivan bastante menos durante su tiempo de entrenamiento que el resto de deportistas. Esto se debe a que respiran a través de la boca. Además, el pH de dicha saliva es menor, lo que provoca que sea más ácida. Esta realidad se ve incrementada cuanto mayor es el tiempo de entrenamiento. La acidez de la saliva favorece la erosión de las piezas dentales y la aparición de caries o gingivitis.

Infecciones bucales y lesiones musculares

Una higiene dental incorrecta puede llevarnos a sufrir lesiones musculares y es que las caries o las infecciones bucales pueden comprometer nuestro sistema inmunológico, bajando nuestras defensas y haciéndonos sentir debilidad o fatiga.

La boca es un lugar donde acumulamos una gran cantidad de bacterias y es muy sencillo que estas bacterias pasen a nuestra sangre, facilitando así otros problemas de salud. Un buen cuidado bucodental, además de acudir a las pertinentes revisiones de forma periódica, es fundamental para tener buena salud y el mejor rendimiento deportivo.

 

Fuente: Vitónica

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regístrate a nuestro boletín
* = campo obligatorio

powered by MailChimp!